Elecciones en EEUU: Más allá de los debates

Históricamente los debates en Estados Unidas durante las últimas cuatro décadas, han sido escenarios mediáticos e histriónicos que han marcado la decisión de voto, no han faltado las polémicas, las agresiones y hasta los momentos graciosos. Los primeros 2 debates serán recordados como los espacios donde menos se habló de los temas trascendentales para los norteamericanos; en el tercer debate en cambio, aunque no se dejaron de lado las agresiones, hubo mejores respuestas frente a problemas que afronta Estados Unidos como son la inmigración, el crecimiento económico o su política exterior.

img_5396

Por: Guillermo Henao, Politólogo del equipo MPG

Podemos decir que el modelo bipartidista norteamericano excluye otras opciones que aunque quieren visibilizarse, no logran la mínima participación para ver reflejada la intención de voto en los sondeos y encuestas. Ese es el caso de Gary Johnson y el partido libertario que aunque no se ha visto en los debates puede tener presencia en la votación debido al rechazo que en algunos sectores se ha sentido por los candidatos tradicionales.

Hablar de temas específicos resultó complicado en los debates, siempre se observó una línea tangencial en las respuestas y no hubo elementos técnicos que permitieran comparaciones puntuales sobre planes específicos. Los planes económicos de ambos candidatos no fueron analizados en debates a fondo, dado que siempre estuvieron por encima elementos como la gestión de Hillary Clinton como secretaria de Estado o el pasado de “Celebrity” de Donald Trump.

En el campo discursivo resulta sorprendente cómo el análisis conlleva a pensar que ambos candidatos quisieron mover sus campañas más hacia la repulsión del contrario que hacía mostrar los beneficios de su propuesta. El uso de frases como “¡Qué mujer tan desagradable!” o “Un Emmy para Trump” y muchas más, solo buscaban situar al otro como elemento de mofa, lo que dificultó (Como se vió en el segundo debate) la posibilidad de reconocer en el otro a un buen contrincante.

La recta final de la campaña será decisiva; en Florida se enfilan todas las baterías de trabajo de ambas campañas. La comunidad latina tiene en sus manos una decisión trascendental y no será inferior al reto. Los millenials serán decisivos desde sus redes o desde su identidad.

Para más análisis y mucha más información los invito a que se conecten el próximo miércoles 2 de noviembre a las 20h Bogotá con la asesoría en vivo que dará el Consultor Miguel Jaramillo Luján en la página de facebook de Marketing Político y Gobierno https://www.facebook.com/marketingpoliticoygobierno/

Por: Guillermo Henao, Politólogo del equipo MPG