8 nichos de opinión mal trabajados en campaña

 

¿Cuáles serán los principales nichos electorales de opinión que se disputarán los candidatos en 2018?  A partir de nuestro trabajo en varios países de América Latina, entrenando y orientando líderes que aspiran a diversos cargos de elección popular, podemos inferior que son estos los 8 principales nichos donde se deben dirigir la búsqueda del voto que no sea de estructura.

cerebro politico-2

  • Neo votante: Acaba de inscribirse o de obtener su cédula, incluso cambió de lugar y para esta persona será una experiencia nueva votar, quiere hacerlo y generalmente no tiene militancia, tradición o consumo en materia política.

 

  • Voto joven: Es un ciudadano que figura legalmente desde los 14 años y luego de cumplir su mayoría de edad decide su votar o no. Son tratados mas como mano de obra barata por la mayoría de políticos y los programas para generar adhesión de ellos a las campañas son muy conservadoras y tradicionales.

 

  • Mujeres: En las dos últimas décadas ha evolucionado mucho el potencial de mujeres que votan más allá del criterio masculino de papá, novio, esposo o influenciador masculino. Es poco común el voto leal por otra mujer, pero son pocos los dirigentes que se salen del cliché para llegarles con su agenda.

 

  • Rurales: Si bien hoy las cabeceras urbanas representan un voto menos costoso y rápido de conquistar, la agenda del campo, las coyunturas migratorias, la conectividad virtual que ha aumentado en zonas rurales, hace que este sea un nicho a explorar y conectarlo con el trabajo urbano y estrategias adecuadas.

 

  • Apáticos impulsivos: El hastío, la apatía o emociones tradicionalmente movilizadas por el miedo, el odio o el desagrado hacen que muchos apáticos tradicionales voten por impulso. Suelen decidirlo el mismo fin de semana de elecciones, por efecto influencia familiar o de grupo social.

 

  • Abstencionistas no radicales: Deciden no votar, hacen parte de un segmento de ciudadanos que no son apáticos a la política pero la abstención es su mensaje y quizá haya emociones, mensajes, posturas o hechos que los harían cambiar de mensaje, pues no son radicales. Suelen llegar a su puesto de votación cuando falta poco para cerrar la jornada.

 

  • Animalistas: No es solo un tema de dueños de mascotas, se trata de comprender el mundo actual y la forma cómo los animales son otra población de cuidado, compañía o cercanía. Se trata de individuos o colectivos poco comprendidos en las campañas o por los dirigentes políticos, debido a la poca hondura en el estudio de sus intereses como decisores que representan una población que no actúa políticamente.

 

  • LGBTI: Ver esta comunidad como un todo absoluto es un error terrible. Hoy están más visibles y de manera trasversal en la sociedad. Cada individuo ejerce una ciudadanía y lucha por unos derechos que desea, no le sean vulnerados.

 

Miguel Jaramillo Luján

Estratega y Consultor en Política y Gobierno