El Coronavirus y los Memes Políticos

Empiezan a circular por las redes sociales mensajes como “¿si tuvieras que sacrificar a un político para salvarnos del Covid-19 ¿Cuál sería y Por qué (nombre del político)?”. O el video-meme que está de moda, donde aparecen unos hombres de color originarios – según comentan en redes- de Ghana, bailando con un ataúd al ritmo de música electrónica, en el cual están utilizando imágenes de presidentes latinoamericanos seguido del peculiar baile con el ataúd. El mensaje que se transmite es claro y sencillo

¿La relación entre estos hechos es casualidad? ¿Sucede fortuitamente en la sociedad? o ¿Hay detrás una serie de acciones digitales intencionadas para insertar mensajes en la agenda de los social media?

Para brindar más claridad frente a estas preguntas, en Marketing Político y Gobierno dialogamos con el consultor político digital Andrés Elías, quien ha investigado y aplicado un concepto denominado “desdoblar la comunicación”, que es justo lo que parece estar ocurriendo en varios de nuestros países con los ejemplos mencionados al principio.

MPG: ¿Qué significa “desdoblar la comunicación” Andrés?
AE: Desdoblar la comunicación es un concepto muy simple que se basa en un sesgo sicológico denominado “verdad ilusoria”.
En 1977, Lynn Hasher y David Goldstein publicaron un ensayo que describía el Efecto de la Verdad Ilusoria. El texto, titulado “Frequency and the Conference of Referential Validity”, describía una prueba que confirmaba que la repetición de un hecho lo hacía más creíble (sin importar su verosimilitud). .

El Efecto de la Verdad Ilusoria es un atajo cognitivo. Funciona porque reduce el trabajo de pensar y aporta fluidez a los procesos mentales.
Desdoblar la comunicación se basa en una premisa muy sencilla, hacer simple lo complejo. Esto debido a que el cerebro tiende a interiorizar una idea cuando es más fácil de procesar. Entonces desdoblar la comunicación significa trasladar a términos coloquiales realidades muy complejas para que el imaginario popular las haga suyas.

MPG: ¿Crees que en Latinoamérica están sucediendo acciones intencionadas para sacar provecho del Coronavirus y atacar sectores políticos?
AE: El sesgo cognitivo de efecto de Dunning-Kruger tiene la explicación. Según este error de percepción del cerebro, las personas que no tienen ningún tipo de calificación pueden llegar a considerarse más inteligentes que otras que están objetivamente mejor preparadas. Finalmente, nuestro cerebro va a incrementar nuestra sensación de confianza.
Ok, pues traducido al tema político, se ha exacerbado ante la falta de liderazgos políticos una sensación de personajes que antes ni pensaban entrar en política, ahora digan, yo puedo rescatar al país.

Respondiendo directamente a tu pregunta, es sí.

MPG: ¿Qué recomendaciones les darías a aquellos que están siendo digitalmente atacados?

AE: Existen varios estudios que sugieren la existencia del efecto Underdog en personas que ven memes dónde se ataca a un personaje político y se solidarizan con la persona que es objeto de estas burlas en las redes sociales. Estas personas que son maltratadas socialmente, experimentan un aumento de empatía, no tienen por qué cambiar su voto necesariamente y apoyar al personaje maltratado en las urnas, aunque sí que las opiniones y comentarios que dejan en las redes sociales podrían generar un impacto en la intención de voto de otros.

MPG: Una última conclusión que nos quieras decir frente al coronavirus y la comunicación política

AE:  Nuestro cerebro está ideando para proteger nuestras propias ideas, rechazando todo aquello que quede fuera de nuestro marco ideológico, a este atajo cerebral le denominamos el sesgo de confirmación, que se define como <<la tendencia que tenemos los seres humanos a aceptar únicamente la información que satisface nuestras propias creencias o hipótesis>>.

Se ha demostrado que la gente, cuando lee noticias y textos sobre temas relacionados con contenidos emocionales y con creencias firmes, tiene una mayor tendencia a recordar la información que atañe a sus intereses y que apoya su posicionamiento ideológico, las personas que tienen una idea clara sobre algo, cuando deben enfrentarse a una noticia con diferentes formas de interpretación, tenderán a centrarse con una sola posibilidad, que será la que más concuerda con sus expectativas, y a ignorar las alternativas.

El sesgo de confirmación contribuye el exceso de confianza de las personas y potencia las creencias personales frente a las pruebas de lo contrario. Se han descrito numerosas decisiones erróneas debido a estos dos sesgos en contextos militares, políticos y de organización.
Los sesgos de disconformidad y de confirmación explican por qué buscamos información, la recordamos y la interpretamos de forma sesgada. Cuando queremos saber algo que ha ocurrido en nuestra comunidad, lo habitual es que utilicemos un medio de comunicación concreto que sea a fin a nuestras ideas para que, simplemente, confirme lo que nosotros ya creíamos. Es muy difícil encontrar gente que consulte varios medios de comunicación, ya que tenderá a descartar la información de aquel que menos se adapte a sus creencias personales. Además, el hecho de que estemos recibiendo información contante de los medios de comunicación que más comulga con nuestras ideas reforzará aún más nuestras creencias y hará que nos radicalicemos y nos reafirmemos en nuestra posición política y nuestra línea de pensamientos.

Ahora mismo, todos estamos de acuerdo que el coronavirus es el enemigo, por lo que la sociedad se va replantear en torno a la salud, cuando pase todo esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× WhatsApp