¿Cómo tener una marca personal sostenible?

¿Cómo puede un líder ser coherente con su marca personal y convertir esta fortaleza en reputación y movilización de las personas? algunos me preguntan, cómo lograr que la percepción que se tenga en mi propia marca llegue a ser homogénea y que además, en sus diferentes presentaciones, ante diversas personas y en lugares disímiles, pueda generar una misma impresión, efecto y  mis públicos sepan que yo soy la fuente de esa marca con los valores y diferenciales que aspiro a ofertar.

Para lograr esto es importante entender ¿qué es una marca? Una marca es una experiencia que tengo con un producto, un servicio, o en este caso yo lo llamo un potencial servidor. Jamas las personas a tu alrdedor van a ser absolutamente honestos o directos en relación con lo que experimentan del contacto contigo. Pero si comprendemos que un respaldo puede representar un promedio de siete contactos reales o virtuales del líder con un ciudadano, cobra mucho valor este concepto de la Marca Poder.

Y es precisamente el desarrollo de marcas en liderazgo público que sean sostenibles lo que aportan a este tema textos como Marca Poder, el Poder como Marca editado recientemente por Planeta y donde se hace un compendio sobre una teoria que se basa en exponer el posible origen de la rubrica personal, la cual llama como mismidad y la define como el origen de la propia experiencia de personal branding que dejamos en los demás, destacando la importancia de descurbirlo y aprovecharlo para evitar disfrazarnos en el ejercicio de vivir nuestra propia identidad de marca como personas en algún rol público.

La marca no es el logotipo, la imagen o las piezas publicitarias. Se trata de un concepto cultural, antropológico, social y de aproximación psicológica que se consigue cuando se potencian los valores diferenciales y preponderantes de la experiencia de ese territorio, persona, objeto o sujeto que entra en contacto con unos públicos.

Para construir de manera eficiente, eficaz, responsable y sostenible una marca, usted debe acompañarse por personas con experiencia, sensibilidad y capacidad de concertación, pues las mejores marcas que existen en el mundo son el producto de largos procesos donde hay que incluir la escucha y poner de acuerdo a muchos actores, casi bajo un método similar al que se emplea en la gestación de una verdadera política pública.

Más allá de la estética, es importante que la Marca Poder brinde las herrameintas de homogenidad que permitan una corta distancia entre la imagen deseada y la imagen codificada y que potencialmente genere reacciones de sintonía con los públicos usuarios del mensaje.  

El libro Marca Poder El Poder como Marca pueden adquirirlo en Colombia por medio de la Librería Nacional en todo el país y para todos los países de América pueden comprarlo y recibirlo por correo en www.marcapoder.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× WhatsApp
jan1520192240